Cómo afrontar la vuelta al cole

Cómo afrontar la vuelta al cole

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

La vuelta al cole: Pautas para ayudar a nuestros peques

La vuelta al cole para los más pequeños supone un esfuerzo de adaptación importante, del mismo modo que lo es para los adultos. Hay muchos factores que pueden hacer que esta adaptación se haga más difícil, o por el contrario, la afronten de forma positiva. En general el periodo estival suele ser una época donde los hábitos de toda la familia cambian, viéndose modificados los horarios de comida, sueño, etc. La vuelta al cole implica volver a estas rutinas de forma más ordenada y retomar las responsabilidades y obligaciones. Mantener durante las vacaciones, o al menos en parte, algunas de estas tareas puede ayudar a que la vuelta al cole sea más llevadera para los más pequeños.

Los días previos a la vuelta al cole suponen un periodo muy adecuado para ir restableciendo las rutinas de forma progresiva. De esta manera los cambios de hábitos serán más asumibles y menos marcados, tanto para ellos como para toda la familia. En este sentido podemos hacer que los pequeños se vayan a dormir a una hora cercana a la que tendrán que hacerlo cuando comience el cole, hagan las comidas también dentro de los mismos horarios, y su ritmo de actividad y descanso, en definitiva sea similar.

Por otro lado, también podemos motivarles hacia el comienzo del curso de forma que lo afronten con una actitud positiva. Es muy importante la actitud que mostramos delante de ellos en la vuelta a nuestra propia rutina. Podemos resaltar lo positivo de comenzar un nuevo curso, de aprender cosas nuevas, de volver a ver a sus amigos, compañeros, profesores, etc. Implicarles en la organización del curso también facilita de tengan una actitud positiva ante el cambio, por ejemplo, revisar el material escolar que van a necesitar, uniformes, hacer los cambios de armario, etc.

vuelta al coleComo siempre, mantener una comunicación cercana y continuada con ellos es fundamental para saber cuáles son sus inquietudes y preocupaciones. Algunos pensamientos que suelen tener los niños ante la vuelta al cole tienen que ver especialmente con los cambios que se producen durante este periodo, por ejemplo, si cambian de centro, de clase, de profesor/a, etc. Los pequeños suelen manifestar su ansiedad, angustia y tristeza más bien con irritabilidad. Por ello es importante saber interpretar estos cambios de humor en ellos, para responder de forma adecuada ante sus necesidades.

Algunos consejos que pueden ser útiles para ayudarles en este proceso de adaptación al cambio implican escuchar y preguntar por sus preocupaciones, y fomentar que expresen sus emociones, buscando espacios donde puedan hacerlo sin sentirse juzgados, así como tranquilizarles cuando sea necesario. Puede ser útil hacer el camino al cole, caminando sin prisa, destacando lo positivo y evocando recuerdos agradables que permitan al pequeño asociar la vuelta con emociones placenteras. Sería deseable que pudieran entrar en el cole algún día antes de comenzar las clases, conociendo a sus profesores/as previamente, familiarizándose con su nombre, los espacios del centro, etc.

Por otro lado, durante los primeros días es necesario dejarles espacio cuando vuelven del cole, para que se relajen y se adapten progresivamente a la rutina de madrugar, deberes, etc. Se trata de ir exigiéndoles de forma progresiva. Al mismo tiempo, acompañarles en sus rutinas en la medida de lo posible, ayudándoles con sus deberes, mostrando interés y entusiasmo por sus actividades, etc, facilitará que lo vivan con mayor motivación. También les ayudará a adaptarse organizar con ellos la semana y planificar el día, especialmente con los deberes, estudio, actividades extraescolares, etc. De esta forma podrán anticipar lo que va a suceder y esto les hará sentir más seguridad. Resultará adecuado animarles a realizar actividad física así como vigilar que mantengan unas pautas adecuadas de alimentación, no comer entre horas, etc. Por último, el empleo del refuerzo positivo, en forma de premios, tiempo compartido, actividades por sus logros o el elogio verbal, siempre debe estar dentro de nuestro repertorio de estrategias para facilitar el logro de hábitos adecuados.

En definitiva podemos decir que sin duda, para hacer más llevadera la vuelta al cole a los más pequeños y enseñarles a enfocarlo de forma positiva tenemos que aprender a hacerlo también los adultos. Por ello es importante que nosotros mismos trabajemos buscando motivaciones, encontrando los aspectos positivos de la vuelta, exigiéndonos de forma progresiva y proponiéndonos objetivos alcanzables, dejando de un lado el perfeccionismo y las autoexigencias excesivas.

Artículo de Drissa-Elma Delkader Palacios (Psicologos Infantiles en Madrid- Psicomaster)

Centro de Psicología Psicomaster

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más