Astenia Primaveral: Causas y consecuencias

Astenia Primaveral: Causas y consecuencias

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Hábitos saludables para combatir la astenia primaveral

Cuando decimos “La primavera, la sangre altera”, ¿nos estamos refiriendo a la astenia primaveral? Me atrevería a decir que sí, ya que el comienzo de dicha estación y el proceso que sufrimos hasta que nos adaptamos a la misma, nos altera en muchos aspectos de nuestra vida.

astenia primaveral, sensacion de fatiga y malestar

Aspectos tales como el tono vital, el estado de ánimo, la tensión arterial, el deseo sexual o el apetito y síntomas como la tristeza sin motivo aparente, irritabilidad, agotamiento o fatiga, podrán acompañar, 

El comienzo de la primavera suele ser inestable y como animales que somos, tal desequilibrio nos afectará.según las estadísticas, a una de cada diez personas al comienzo de la estación de las flores.

astenia primaveral, "la primavera la sangre altera"No obstante, estudios avalan, que la astenia primaveral sería causada por una disminución de la sustancia que favorece el equilibrio del sistema de bienestar y del malestar. Esta sustancia sería una hormona y neurotransmisor que se produce en el sistema nervioso y por el decremento de la misma, se produciría la sensación de fatiga, malestar general y decaimiento.

Contra la astenia primaveral, lo mejor será tener hábitos saludables para que el organismo alcance su equilibrio. Cuidar la alimentación, practicar ejercicio físico, llevar una vida ordenada, respetar las horas de sueño…

Deberemos estimular el sistema nervioso y favorecer el sistema inmunológico para fortalecer la salud y fomentar un buen estado de ánimo.

astenia primaveral, fatiga y agotamientoCuando hablamos de astenia primaveral lo estamos haciendo refiriéndonos a dos tipos; por un lado, la que está relacionada con todos aquellos aspectos y síntomas físicos y por otro lado, el nervioso, que se va a manifestar en forma de fatiga o agotamiento, no tanto físico o corporal si no, a la hora de llevar a cabo alguna actividad que requiera esfuerzo psíquico.

Si aún llevando todas las indicaciones para prevenir o mejorar estos síntomas, éstos persistieran y se mantuvieran en el tiempo, por la posibilidad de que no se tratara de las consecuencias de la astenia primaveral, si no que se pudiera tratar de otro cuadro clínico, deberíamos de ponerlo en conocimiento y pedir consejo a un profesional.

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más