Autoestima en nuestros pequeños: 5 maneras de fomentarla

Autoestima en nuestros pequeños: 5 maneras de fomentarla

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Si queremos ayudar a fomentar la autoestima en nuestros hijos y un buen autoconcepto, debemos tener cuidado con los mensajes que emitimos y comportamientos que tenemos con ellos, ya que éstos van a tener un efecto y consecuencia  en la valoración que se hagan ellos sobre sí mismos.

Pautas clave para favorecer una buena autoestima en nuestros hijos

  • Si estás con él, estás con él

Son muchas las veces que regañamos a nuestros hijos cuando les estamos diciendo algo y siguen mirando la tele o jugando a la tablet y no nos prestan atención;  sin embargo, esto también ocurre al contrario. Nos cuentan cosas del cole, de sus amigos y nosotros seguimos con nuestros quehaceres, miramos el móvil o hacemos una pregunta al que tenemos al lado; es decir, aunque sí estemos siendo conscientes de lo que nos están diciendo, el mensaje que les estamos mandando y que ellos están recibiendo es: “lo otro es más importante“. Por eso, debemos intentar evitar este tipo de situaciones y cuando estás con él, estas con él.  Debemos mostrar que tanto él como sus cosas,  son importantes para nosotros y por eso le dedicamos tiempo y atención.

  • “Al final acabo haciéndolo yo

autoestima en nuestros hijos, autocontrolEs una de la frases que muchas veces me decís los papás cuando venís a consulta y os pregunto por la autonomía de vuestros hijos. El tiempo a la hora de hacer autónomo a nuestro hijo es un gran enemigo. Son muchas las ocasiones en las que, al final,  le abrochamos nosotros el abrigo, le vestimos, le peinamos nosotros, y  así un sinfín de situaciones a lo largo del día. Esto, aunque a corto plazo nos alivie al hacer todas las tareas y actividades a tiempo, el mensaje que le estamos mandando a nuestro hijo es: “no eres capaz”, “no sabes hacerlo”, algo que a medio y largo plazo tiene una gran afectación en la autoestima de nuestros hijos. Por eso es mejor  que, aunque nos sea más fácil hacerlo a los adultos, seamos pacientes y sean ellos los que al final y con nuestra ayuda solo cuando sea preciso, acaben haciéndolo.

  • “Hoy has hecho fenomenal  los deberes

Es importante que, a la hora tanto de felicitar como de desaprobar un comportamiento y actitud de nuestros hijos, seamos concretos, específicos y describamos la conducta emitida, es decir, aquello que ha hecho. Tendemos mucho a juzgar, tanto positiva como negativamente, comportamientos suyos bajo frases tipo: “hoy has sido muy bueno”, “hoy te has portado fatal”. Con esto, además de no dejar claro a qué nos referimos exactamente, tampoco les damos la posibilidad de aprendizaje.  Por eso,  debemos describir la conducta específica que ha hecho y no, cómo ha sido. Si queremos reforzar y hacerle ver a nuestro hijo que hoy se ha portado fenomenal, tenemos que hacerlo emitiendo frases tipo: “Que contenta me pones cuando te vas rápido a la cama nada más decírtelo” y no “que contenta me pones cuando eres obediente”.  Por ello, refuerzos a conductas específicas.

  • Tampoco nos pasemos

Como decíamos, debemos reforzar aquel comportamiento que ha hecho bien nuestro hijo con el objetivo de que éste se vuelva a repetir y hacerle ver que lo hace bien y que es capaz, pero ¡¡cuidado!! ¡tampoco nos pasemos! El refuerzo debe  ser ajustado tanto en intensidad como en frecuencia. Si reforzamos y halagamos de forma excesiva, el refuerzo va a perder valor y dejará de tener la función que tiene. Para no caer en este error debemos emitir refuerzos ajustados a la conducta emitida.

  • ¡No estés triste! ¡Eso es una tontería!

Esta pauta es clave para favorecer una buena autoestima en nuestros hijos, muchas veces, caemos en el error de dar este tipo de respuesta cuando nuestro hijo llora, cuando se ha enfadado con su amigo, cuando está triste por algo;  para nosotros los adultos, es algo sin importancia e irrelevante pero para él es algo significativo. Debemos ayudarle a gestionar sus emociones,  enseñarle qué podemos hacer con ellas, y validar las mismas. Esto lo tenemos que hacer a través de la empatía, mediante frases tipo: “si a mí me hubiera pasado eso, yo también estaría triste, enfadado…” “es normal que sientas eso”, y enseñarle cómo poder resolver esa situación que le está generando malestar de una manera ajustada y adaptativa pero en ningún caso,  intentar quitarle o desvanecer esa emoción.

Por lo tanto, debemos tener siempre en cuenta que un buen comportamiento y una buena interacción, hará que se sienta competente en todas sus áreas vitales y tenga como consecuencia, una buena autoestima en nuestros hijos.

En nuestro Centro de Psicología Psicomaster realizamos periódicamente Talleres prácticos de Apoyo a las Familias para padres e hijos, en los que les guiamos para mejorar la autoestima en nuestros hijos y en una mejora de la comunicación familiar.

Artículo de Patricia López Recio (Psicologa Infantil de Psicomaster)

Centro de Psicología Psicomaster

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más