¿Cómo saber si soy codependiente?

¿Cómo saber si soy codependiente?

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

La codependencia puede considerarse un trastorno afectivo que padecen los familiares más cercanos a una persona con alguna enfermedad o trastorno mental. En algunos casos, en nuestra consulta, nos encontramos familiares de nuestros pacientes, generalmente padres o cónyuges, que conviven juntos y que han establecido y mantienen una relación patológica entre ellos. La persona codependiente intenta resolver, atenuar o controlar los problemas del paciente en tratamiento haciendo suya la problemática de éste. Es muy frecuente encontrarnos personas con codependencia en casos de adicciones y de maltrato.

Es muy importante detectar y tratar la codependencia porque contribuye al mantenimiento de las problemática del paciente, por ejemplo, en el caso de una adicción, el familiar codependiente del adicto va a tender a justificarlo, a defenderlo delante de los demás dando excusas por él a otros para evitar las consecuencias que se deriven de su problema, intentado quitar importancia a lo que ocurre, va a querer “salvarlo” de la situación asumiendo una responsabilidad así que no le corresponde. Todo esto explicaría, en parte, por qué una persona que está siendo maltratada, ya sea en violencia de género, en violencia doméstica, de hijos adolescentes a padres, etc., a veces te dice que se siente culpable por lo que está pasando, que cree que puede hacer cambiar a la persona que agrede.

codependencia, saber si soy codependiente

Codependencia: Señales y características de las personas codependientes

  • Baja autoestima
  • Necesidad de complacer y agradar a otros. Dejan sus necesidades y sentimientos en un plano inferior dando prioridad a los de los demás
  • Se sienten bien cuando la otra persona está bien, y al contrario, se sienten mal si ven mal al otro. Así, no viven sus propias emociones sino que las experimentan a través de las circunstancias de los demás, creyendo erróneamente que los demás controlan sus sentimientos, es decir, que pueden hacerle feliz, triste, enfadado, etc.
  • Suelen tener bastante tolerancia a la frustración , al estrés y al sufrimiento emocional
  • Funcionan con un patrón de conducta muy dependiente
  • Muestran una aparente estabilidad emocional que no es real, a veces fingiendo que todo va bien
  • Piensan que sus problemas se resolverán si consiguen que el otro cambie
  • Presentan dificultades o déficits en habilidades sociales, por ejemplo no saber decir que no porque van a sentirse culpables por ello
  • Tienden a ser controladores y pueden llegar a sentirse muy mal cuando el otro no acepta su ayuda
  • Les cuesta expresar sentimientos, sobre todo el enfado, el miedo, la rabia
  • No suelen invertir tiempo para sí mismos
  • Se sienten responsables de los sentimientos de la otra persona
  • Presentan miedo al rechazo o abandono
  • Experimentan una necesidad exagerada de proteger al otro y sentirse así necesitado

Por todo ello, cuando evaluamos en un paciente las conductas problema y qué las mantiene es importante evaluar también el funcionamiento y dinámica familiar, para detectar si hemos de intervenir también en esta área, y ayudar a entender a la persona con codependencia qué le está ocurriendo y cómo resolverlo, ya que puede ser un factor importante de interferencia en la terapia.

 Artículo de Marta Bermejo Victoriano (Psicologos especialistas en Madrid Psicomaster)

Centro de Psicología Psicomaster

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más