Cuidar a la pareja ¿sólo en San Valentin?

Cuidar a la pareja ¿sólo en San Valentin?

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Durante este mes de febrero no nos cansamos de escuchar mensajes y recibir publicidad de todo tipo con ideas sobre cómo cuidar a la pareja, organizando escapadas románticas, cenas especiales, regalos variados, etc… Parece muy lógico tener un día en el que celebrar nuestra relación de pareja y tener un detalle en una ocasión especial pero ¿por qué no pensamos en cuidar a la pareja todos los días? Resulta fácil de entender que prestar atención hacia una persona importante para nosotros no puede limitarse a un solo día al año. Hay aspectos más cotidianos que ayudan en gran medida a que una relación funcione bien.

Lo que proponemos es practicar una serie de rutinas para cuidar a la pareja e incluirlas en el día a día. En concreto, vamos a enumerar una serie de hábitos positivos en las relaciones y os animamos a que a lo largo de cada mes del año os centréis en uno de ellos (así mejoramos nuestra relación durante todo el año):

Hábitos positivos para cuidar a la pareja

  • Enero: hablar en positivo, es decir, expresar al otro lo que nos gusta de él o ella (¡no demos por hecho que el otro ya lo sabe!).
  • Febrero: sonreír más, emplear la sonrisa como forma habitual de comunicarnos. Las personas que más sonríen resultan más atractivas para los demás (¡a nuestra pareja también le hace feliz nuestra sonrisa!).
  • Marzo: practicar la gratitud, dar las gracias a la otra persona cuando hace algo por nosotros (aunque sean cosas pequeñas, aparentemente poco importantes como abrirnos la puerta o prepararnos el desayuno).
  • Abril: ser más cariñosos, dar besos, abrazos, tocar a nuestra pareja, y hacerlo a diario (¡varias veces!).

cuidar a la pareja en San Valentín

  • Mayo: expresar lo que nos hace sentir bien, “me gusta pasar tiempo contigo”, “ayer te eché de menos”, etc.
  • Junio: decir lo que es importante para nosotros, no esperar que el otro tenga que adivinarlo.
  • Julio: dar importancia a las cosas que son importantes para el otro (¡practicar la empatía!).
  • Agosto: expresar lo que nos molesta, eso sí, buscando el momento y las palabras adecuadas (¡pero no dejar de hacerlo!).
  • Septiembre: escuchar al otro, aunque estemos convencidos de tener la razón (quizá nos digan algo que nos sorprenda, o nos muestren un punto de vista que no habíamos tenido en cuenta).
  • Octubre: no pretender tener siempre la razón, a veces nos empeñamos en “ganar una batalla” (¡y nos olvidamos que lo importante es entenderse!).
  • Noviembre: pedir las cosas de forma cariñosa, sin exigencias (en lugar de “pásame el pan”, ¿cariño por favor, ¿me pasas el pan?”).
  • Diciembre: buscar momentos para “ocasiones especiales” de forma más frecuente (un paseo juntos, una cena, o cualquier actividad que sea agradable para los dos).

Además de todo esto no debemos olvidar que es importante respetar el espacio de nuestra pareja y no dejar de lado tampoco el nuestro. Os animamos a que practiquéis estas rutinas para cuidar a la pareja cada mes, sin olvidar continuar con las de meses anteriores. ¡Una rutina ya instaurada se debe mantener!

Artículo de Drissa-Elma Delkader Palacios (Psicologos Especialistas en Terapia de Pareja- Psicomaster)

Centro de Psicología Psicomaster

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más