Por qué nos estresan las vacaciones y qué beneficios nos aportan

Por qué nos estresan las vacaciones y qué beneficios nos aportan

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Vídeo del reportaje publicado en El Mundo sobre el Estrés Vacacional

Realizado por la psicóloga Marta Bermejo Victoriano, miembro del Centro de Psicología Psicomaster.

Las vacaciones, según diversos estudios, hacen que nos sintamos más felices ya que mejoran nuestro estado de ánimo incluso desde que empezamos a planificarlas. Por ello es recomendable tomarse varios períodos de vacaciones al año, aunque sean cortos, y no solo uno en verano. Además si viajamos esto nos permite salir más aun de la rutina del día a día y poder desconectar mejor. Enriquece conocer otros lugares, ver cosas nuevas, conocer otras personas, otras culturas, realizar actividades placenteras porque tenemos más tiempo libre, etc…

estrés vacacional periódico el mundo

Pulsa en la foto para acceder al vídeo

Las vacaciones son necesarias para el descanso físico y psicológico, sobre todo cuando en el ámbito laboral estamos sometidos a condiciones de estrés. Hay múltiples factores que contribuyen a que padezcamos estrés laboral, como por ejemplo los horarios excesivos, tener grandes responsabilidades y muchas funciones que a veces no están bien definidas, la poca motivación si no existen incentivos, los empleos que no son estables generan más estrés y preocupación por el miedo al despido y a no encontrar otra cosa…etc.

Muchos de nosotros o personas de nuestro entorno, alguna vez hemos tenido síntomas de estrés como problemas para dormir, pérdida de apetito, sensación de cansancio continua, problemas digestivos, cefaleas y dolores musculares, falta de concentración y memoria, tener más despistes de lo habitual. Síntomas que pueden ocasionar que nos cuidemos menos, por ejemplo fumando más, no llevando una dieta saludable, abusando de psicofármacos para la ansiedad o para dormir, no hacemos un buen descanso, provocando que necesitemos “urgentemente” esas vacaciones que han de servirnos para poder desconectar del trabajo y poner en orden todo lo anterior.

Ahora bien, si queremos disfrutar de esas vacaciones y conseguir realmente el efecto relax que han de producirnos para que sean satisfactorias hemos de cuidar algunos aspectos que puede que nos lleven a vivir unas vacaciones también estresantes. Algunos de estos factores son los siguientes:

  • Pasar demasiadas horas juntos, bien con la familia o con la pareja, puede dar lugar a tensiones y discusiones
  • A veces estar en un sitio desconocido puede hacer que extrañemos nuestra casa, nuestra cama, etc., y no descansemos bien o nos cueste habituarnos
  • No desconectar del trabajo, no es lo más adecuado seguir mirando el correo electrónico, atender llamadas laborales, etc.
  • Si nos hemos creado expectativas muy altas sobre las vacaciones y vemos que no se cumple lo esperado nos sentiremos frustrados o enfadados y no podremos disfrutar.
  • Para algunas personas que utilizan medios de transporte como el avión, si se tiene miedo a volar es un factor de estrés añadido, o cuando viajamos en coche y soportamos grandes atascos
  • Tener el pensamiento continuo de que lo bueno dura y poco y se van a acabar tampoco permite que disfrutemos del momento, no es bueno pensar en lo que tenemos que hacer a la vuelta, en la cantidad de tareas pendientes
  • Abusar del alcohol, comer en exceso, etc., también pueden ser factores de estrés si hacen que nos sintamos bien físicamente

La actitud con la que afrontamos las vacaciones, la idea que nos hacemos de ellas y el esfuerzo que es conveniente realizar para mantenernos desconectados de la rutina va a determinar si podemos sacar beneficio de ellas o no. Algunos de estos beneficios son los siguientes:

  • Disminuye el estrés
  • Aumentan los niveles de bienestar y felicidad al segregar más endorfinas (hormonas que aumentan en nivel cuando hacemos algo placentero)
  • Si nuestro estado de ánimo mejora también estamos más predispuestos a conocer gente nueva y practicar más nuestras habilidades sociales
  • Cambiamos nuestras prioridades, si bien cuando estamos trabajando nuestros horarios se acoplan al horario laboral, en vacaciones tenemos la ocasiónde organizar nuestro día de manera más flexible, dando más prioridad al descanso y al ocio
  • Un beneficio importante es que desde la calma podemos tomar mejores decisiones, si no sentimos la presión de la rutina diaria analizamos las cosas de forma más relajada
  • Mejoran los procesos cognitivos, la atención, concentración y memoria y así podemos generar nuevas ideas

Por todo esto, las vacaciones son necesarias para cuidar nuestro rendimiento en general, hemos de tener períodos de descanso, pero bien enfocadas serán más efectivas y satisfactorias.

Centro de Psicología Psicomaster

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más