¿A por qué vine? Problemas de memoria

¿A por qué vine? Problemas de memoria

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Seguramente muchos de nosotros notamos algunos problemas de memoria y podemos preguntarnos ¿estoy perdiendo la memoria? ¿esto es normal?.

Debemos saber que no existe una única memoria, sino que tenemos distintos sistemas de memoria y es importante identificarlos para entender que algunos olvidos o problemas de memoria son normales por el declive natural de las funciones cognitivas y otros problemas de memoria pueden ser significativos.

Hay que distinguir dos términos utilizados en Psicología de la Memoria: La palabra declive, que no implica patología y hace referencia a la reducción de algunas capacidades en ciertas funciones cognitivas relacionadas con el paso del tiempo, siendo completamente normal; y el término deterioro que sí tendría que ver con una posible enfermedad subyacente, siendo necesaria una evaluación neuropsicológica exhaustiva y pormenorizada.

Es muy típico escuchar frases del tipo “con la edad se van perdiendo capacidades”, “es la edad, la responsable de mis despistes” pero tales afirmaciones no siempre son ciertas.

La demencia según la OMS se define como “síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria” y no es causa directa de la edad, de lo contrario todas las personas mayores sufrirían pérdidas cognitivas, cuando sabemos que no es así.

Niveles de Memoria: Problemas de Memoria

Debemos tener en cuenta que no existe una “cosa entendida como memoria, lo que existe es un número de sistemas y procesos cerebro/conductual/cognitivos“ , esto nos ayudará a entender qué problemas de memoria y en qué sistemas pueden ser significativos o no:

  • Memoria procedimental: Está asociada con la conciencia anoética (sin conocimiento) y se encuentra en el nivel más bajo. Es el que más tarde se deterioraría incluso en casos de demencias en estado avanzado. Ejemplos serían aquéllos que impliquen un mecanismo automático de ejecución: montar en bicicleta, conducir… Generalmente no tenemos ningún problema en este sistema.
  • Memoria semántica: Vinculada con la conciencia noética, tiene que ver con el conocimiento del mundo, p.ej: conocer las capitales, quién es el presidente del gobierno, las ciudades de España… Normalmente este sistema tampoco se suele ver mermado con el declive de la edad por lo que los fallos de memoria en este nivel, sí nos podría estar indicando patología subyacente que habría que evaluar con un especialista.
  • Memoria episódica: Sería el estadío mas evolucionado, se relaciona con la conciencia autonoética (autoconocimiento). Un ejemplo sería, lo que hicimos ayer, incluso esta mañana… , tiene que ver con lo que hacemos en el día a día y los recuerdos que vamos almacenando sobre lo que nos ha pasado o ocurrido un día en concreto. Cuando tenemos esa sensación de ir al salón de nuestra vivienda con el interrogante ¿a por qué venia yo? se trata de algo completamente normal, estos olvidos esporádicos no son relevantes y generalmente se trata de de un déficit de atención y no un fallo de memoria.  Diferente sería no recordar ningún tipo de información nueva, pues ya tendría más que ver con el “síndrome amnésico”, es decir, que la persona no pudiera recordar dónde ha ido hace un rato o en qué lugar ha estado. Si estos problemas de memoria fueran muy frecuentes deben ser objeto de evaluación.
  • Memoria autobiográfica: Cuando recordamos los momentos que conciernen a nuestra propia biografía. El día en que comenzamos a trabajar, cuándo conocimos a nuestra pareja…. sería significativo que ciertos aspectos relevantes de nuestra vida (el nacimiento de nuestros hijos o nuestra boda) se borraran súbitamente, salvo que hubiera algún traumatismo o de algún proceso que tenga que ver con un bloqueo.
  • Memoria a corto plazo, que tiene que ver con la memoria operativa, por ejemplo las operaciones matemáticas.

problemas de memoria, demenciaLa correcta ejecución de las mismas, va a depender también del entrenamiento diario de la persona, sin que en principio la baja efectividad suponga problema alguno. De hecho a lo largo de los años, es común que podamos realizar más lentamente estas destrezas.

Si se ha sentido identificado con problemas de memoria u olvidos que son cotidianos como los de ¿a por qué vine? ya sabe que no son significativos, incluso el que, a veces no recordemos dónde hemos puesto ciertas cosas es algo que en mayor o menor medida nos pasa a todos. Sin embargo hay otro tipo de destrezas como las ya mencionadas en el presente artículo que no debiéramos de obviar y que van a requerir de una evaluación neuropsicológica y del diagnostico médico, además de un tratamiento adecuado tanto psicológico como de ejercicios de estimulación.

 Autora Silvia Fernández (Psicóloga de Psicomaster)

 

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más