Tratamiento Trastorno Obsesivo Compulsivo

Trastorno obsesivo compulsivo tratamiento

Tratamiento TOC

“Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro” -Santiago Ramón y Cajal

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno que se caracteriza por la presencia de pensamientos, imágenes, ideas o impulsos intrusivos que son recurrentes y persistentes y que producen ansiedad, miedo y malestar (obsesiones). La persona no desea experimentar estas obsesiones y quisiera detenerlas, pero le invaden y no puede apartarlas de su cabeza pese a sus intentos.

Con el objetivo de aliviar ese malestar que le producen las obsesiones, la persona trata de rechazarlas o suprimirlas, bien mentalmente o mediante la realización de conductas repetitivas (compulsiones).

También hay personas que se obsesionan y no realizan rituales o compulsiones externas, dado que el ritual puede ser simplemente discutir, analizar su pensamiento o repasar mentalmente los datos a favor y en contra de su pensamiento o idea, una y otra vez .

El trastorno obsesivo compulsivo ocurre también en la infancia y adolescencia, siendo importante un diagnóstico precoz y una intervención adecuada por un psicólogo infantil para evitar que el trastorno se cronifique.

 

Solicitud de información

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

El Trastorno Obsesivo Compulsivo se caracteriza por la presencia de pensamientos, imágenes, ideas o impulsos intrusivos que son recurrentes y persistentes y que producen ansiedad, miedo y malestar (obsesiones). La persona no desea experimentar estas obsesiones y quisiera detenerlas, pero le invaden y no puede apartarlas de su cabeza pese a sus intentos.

Con el objetivo de aliviar ese malestar que le producen las obsesiones la persona trata de rechazarlas o suprimirlas, bien mentalmente o mediante la realización de conductas repetitivas (compulsiones).

También hay personas que se obsesionan y no realizan rituales o compulsiones externas, dado que el ritual puede ser simplemente discutir, analizar su pensamiento o repasar mentalmente los datos a favor y en contra de su pensamiento o idea, una y otra vez.

Las causas del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) apuntan a un origen multifactorial, donde la predisposición biológica se combina con las experiencias de aprendizaje y estilos educativos que favorecen determinadas creencias.

Su aparición suele verse precipitada por eventos estresantes y una vez que ya se padece el trastorno, empeora con el estrés o eventos activadores.

Las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo han aprendido a ser muy controladoras y poseen esquemas del tipo: “Hay que tener mucho cuidado con lo que haces y controlarlo todo o tendrá consecuencias”.

También se caracterizan por su intolerancia a la duda “Necesito estar completamente seguro de que nada malo puede suceder o de que escojo la mejor opción al tomar una decisión”.

Generalmente tienen normas morales y éticas bastante estrictas y son excesivamente responsables.

Podemos realizar una pequeña clasificación, atendiendo a los tipos de obsesiones más frecuentes.

  • Miedos obsesivos: Es típico el miedo a contaminarse o contraer una enfermedad.
  • Dudas obsesivas: Ejemplos serían las dudas de si quiero o no a alguien, de si soy o no homosexual, de si he cerrado o no la puerta o en general sobre qué decisión sería la más correcta.
  • Imágenes o impulsos de contenido agresivo o sexual: Como el miedo a dañar a otros o las imágenes de contenido sexual recurrentes.
  • Ideas obsesivas: Con frecuencia de contenido religioso, como el pecado.

En cuanto a las compulsiones, pueden ser muy diversas y pueden manifestarse como:

  • Conductas externas: Como comprobar, ordenar, verificar, contar, lavarse las manos
  • Rituales mentales: Analizar una conversación, contar, rezar, comprobar o repasar mentalmente.
   

El tratamiento psicológico del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es muy eficaz. Una de las técnicas estrella en psicología, atendiendo a sus buenos resultados, es la exposición con prevención de respuesta en la que se expone a la persona a sus temores, previniendo la realización de compulsiones.

La aplicación de esta técnica y el abordaje global del trastorno obsesivo compulsivo, requiere un profundo conocimiento del problema y experiencia por parte del terapeuta. Detectar los auténticos temores, no siempre es tarea fácil, así como detectar las compulsiones, su función y distinguirlas claramente de las obsesiones.

A modo de ejemplo podemos citar a un paciente que se obsesiona con si ama o no a su mujer. En este caso, averiguamos que el miedo profundo era el rechazo social al que se sometería si se separasen, ya que en su entorno la separación estaba muy mal vista. Su ritual era tratar de argumentarse que sí quería a su mujer, cuando le entraban estas dudas. Tras estos hallazgos pudimos planificar un buen tratamiento.

El tratamiento psicológico del trastorno obsesivo compulsivo puede o debe combinarse con el farmacológico, según los casos, siendo esta combinación muy eficaz en numerosos casos. El tratamiento farmacológico de modo exclusivo no está indicado ya que puede atenuar los síntomas pero no resuelve el problema.

El tratamiento psicológico del TOC requiere un abordaje integral en el que se trabajen los esquemas de control, intolerancia a la duda, hiperresponsabilidad… El tratamiento debe personalizarse y adaptarse a las peculiaridades de cada persona.

En Psicomaster trabajamos el Trastorno obsesivo compulsivo con terapia cognitivo conductual y EMDR, ambas se han mostrado muy eficaces en el tratamiento de los trastornos obsesivos, según los estudios de investigación.

Con frecuencia este trastorno se asocia también con otros trastornos como depresión, otros trastornos de ansiedad, trastornos del sueño, abuso de sustancias y baja autoestima que requieren intervención

El Tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo en niños y adolescentes, se realiza por un psicólogo especializado en infantil de nuestro Centro.