¿Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) y Trauma es lo mismo?

¿Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) y Trauma es lo mismo?

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

¿Qué es esto de trauma? ¿Qué patología es? ¿Qué síntomas tiene que tener la persona para poder decir que tiene traumas?.

Ante esta serie de cuestiones lo primero que se me ocurre como profesional de la psicología clínica es acudir al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V). Si nos fijamos en los criterios diagnósticos para el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) y el Trastorno por estrés agudo, estos incluyen un historial de exposición a un evento traumático que cumpla con condiciones y síntomas específicos de cada uno de los cuatro siguientes grupos de síntomas: intrusión, evitación, alteraciones negativas en cogniciones y estado de ánimo y alteraciones en aumento de la activación (arousal) y reactividad. Pero, mientras leo esto a mi me surge otra pregunta ¿qué entendemos por evento traumático?

Si nos fijamos en el Criterio A  del DSM-V  del Trastorno de Estrés postraumático (TEPT) vemos que se refiere al  Estresor y dice así: “La persona estuvo expuesta a: muerte, amenaza de muerte, amenaza o realidad de heridas serias, o amenaza o realidad de violencia sexual”. Es decir, según el DSM-V  para hacer un diagnóstico de Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), el sujeto ha tenido que vivir, presenciar o encontrarse ante un hecho potencialmente mortal, con peligro de muerte o de heridas graves o de amenaza a su integridad física o a la del otro. La sensación del sujeto incluye miedo, sensación de vulnerabilidad o de horror intenso.

Es entonces cuando me hace replantearme otra  serie de cuestiones ¿y si la persona no ha estado expuesta a ninguno de esto sucesos pero la sensación del sujeto incluye miedo, entre otros síntomas, entonces no es trauma?.

Muchos de nosotros pensamos que el trauma, consiste en grandes acontecimientos como secuestros, violaciones, muertes violentas, experiencias de guerra, terremotos, huracanes… lo que consideramos como “traumas obvios”, por llamarlo de alguna manera. Pero… ¿es el suceso en sí lo que determina que sea o no trauma?

Trastorno de estrés postraumático (TEPT)Todos conocemos gente que ha perdido el trabajo, a sus seres queridos e incluso posesiones ¿acaso no han sufrido verdaderamente?. Pero a mí me gustaría ir más allá -un paciente que se queja porque todos los  días durante su infancia y adolescencia, el padre le criticaba su forma de comer en la mesa porque sin querer derramaba una taza de leche, el tenedor caía al suelo, no sabía manejar los cubiertos, su conversación era tonta… y hoy reclama que tiene dificultad para salir a comer con sus amigos ¿esto no es trauma?. Tomar una cerveza es capaz de hacerlo con dificultad pero sentarse en la mesa a comer le genera tal ansiedad que se le revuelve el estómago, el corazón se le dispara, llega a sudar frío y todo ¡porque va a comer con los amigos!. No podemos decir que este paciente tenga un trastorno por estrés postraumático pero definitivamente esos recuerdos crean situaciones difíciles para él y limitan su vida cotidiana.

El Trauma sin Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Lo cierto es que el trauma tiene mucho que ver con la interpretación que cada cual da a un acontecimiento traumático y poco o nada tiene que ver con el acontecimiento en sí mismo. No es sólo el impacto del trauma o el trauma por sí mismo lo que tiene importancia en el desarrollo de secuelas psicológicas posteriores. La posición del sujeto en relación al impacto del trauma, el entorno social (apoyo social) la visibilidad o reconocimiento del sufrimiento, la reparación del daño y sobre todo las expectativas racionales compartidas por una misma cultura sobre qué es y qué no es tolerable en las relaciones humanas, qué daña y que no daña.

Muchas veces los recuerdos se mantienen fuera de la conciencia. Cuando brotan a la superficie, amenazan con sobrecargar al sufridor, quien suele desarrollar síntomas “La recuperación” de recuerdos se produce muchas veces a partir de claves contemporáneas, como una relación difícil, o un hijo que va a llegar a la edad en la que el paciente sufrió tal acontecimiento que para él fue traumático. Tales personas parecen haber sido privadas de la sensación de calma  y pueden empezar a consumir drogas, a autolesionarse, a presentar trastornos alimentarios o similares como forma de calmarse.

Con ello no voy a negar los efectos “traumatizantes” de ciertas experiencias “fuera de lo común”, lo que reivindico es precisamente este tópico de “fuera de lo común” para aislar y conceptualizar el trauma psíquico.

Cuando hablamos de trauma, por tanto, debemos hablar de aquellas experiencias dolorosas que no necesariamente encajan en los diagnósticos oficiales cómo el Trastorno de estrés Postraumático (TEPT), sino de cualquier hecho que ha tenido un efecto negativo duradero, reacciones continuas y prolongadas relacionadas con acontecimientos pasados.

El trauma, por tanto, consiste en hechos o experiencias que influyen en el sentimiento de valor, de seguridad, en la capacidad de tomar decisiones para sí mismo y para otros, y también limita la sensación de control y de elección. Son situaciones que amenazan a la integridad física o psicológica del individuo, incluyendo las amenazas a la identidad.

Artículo de Rocío Pescador García (Psicóloga de Psicomaster)

Psicologos Madrid

Una Respuesta a ¿Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) y Trauma es lo mismo?

Deja un Comentario

Nombre*

Correo Electrónico* (La dirección no será visible)



FacebookTwitterGoogle+LinkedIn
psicologos de madrid

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo?¿Liberarte de la angustia, los miedos y el estrés?

Leer Más
psicologos en madrid

¿Te gustaría relacionarte mejor o resolver tu relación de pareja?

Leer Más
centro de psicologia en madrid

¿Problemas en la infancia o adolescencia?

Leer Más